HIPOTIROIDISMO

Hipotiroidismo. ¿Cuál es su tratamiento nutricional?

La mayoría de los estudios reportan, que el hipotiroidismo es altamente frecuente a nivel mundial, y que la incidencia de hipotiroidismo se incrementa, a medida que nos vamos aproximando a la quinta década de vida, donde se registra una mayor prevalencia en mujeres, especialmente en las edades comprendidas entre 65 y 79 años de edad.

La hormona tiroidea, que tiene forma de mariposa y se encuentra en la base del cuello por delante de la tráquea, produce dos hormonas: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), las cuales desempeñan una función necesaria para el desarrollo del feto y el funcionamiento normal del metabolismo en adultos, asi como a su vez resulta de fundamental importancia en la diferenciación celular durante el desarrollo y a su vez,  ayudan a conservar la homeostasis termogénica y metabólica (con la regulación de la glicemia y con la regulación del apetito), entre otras muchas funciones.

La mayoría de los estudios reportan, que el hipotiroidismo es altamente frecuente a nivel mundial, y que la incidencia de hipotiroidismo se incrementa, a medida que nos vamos aproximando a la quinta década de vida, donde se registra una mayor prevalencia en mujeres, especialmente en las edades comprendidas entre 65 y 79 años de edad.

¿Cómo se origina?

El hipotiroidismo es enfermedad endocrinológica que se caracteriza por una insuficiente producción de hormonas tiroideas, generando una desviación, respecto al funcionamiento normal de la tiroides, en este caso por deficiencia.

Los trastornos de la glándula tiroides son resultado, primordialmente, de procesos autoinmunitarios que estimulan la sobreproducción de hormonas tiroideas (tirotoxicosis) o producen destrucción glandular y deficiencia hormonal (hipotiroidismo). Además, los nódulos benignos y diversas formas de cáncer tiroideo son relativamente frecuentes y son causa importante de esta común enfermedad.

Se puede predecir que los cambios en el peso corporal, relacionados tanto en la pérdida, como aumento de peso, están directamente asociados, a esta  disfunción y se corregirán al tratar el hipotiroidismo y restablecer el equilibrio hormonal.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los signos y síntomas del hipotiroidismo suelen ser difíciles de diferenciar, de los presentes en los síntomas de la menopausia y el envejecimiento, por lo que puede resultar bastante difícil obtener el diagnóstico de la enfermedad.

El hipotiroidismo se asocia con factores de riesgo cardio metabólicos como hipertensión arterial (HTA), dislipemia, inflamación y resistencia a la insulina (RI), lo que nos lleva a considerar el hipotiroidismo, como un factor independiente, para el desarrollo de alguna enfermedad cardiovascular.

Pero, yendo a los síntomas, podemos decir que el cansancio, la somnolencia, el frío, el estreñimiento, la piel seca, la pérdida de memoria, los problemas con la regla, la hinchazón de párpados, pueden ser uno de los principales signos de esta enfermedad, que, en la mayor parte de los casos es asintomática o presenta síntomas muy leves.

El hipertiroidismo, también se puede manifestar con los siguientes síntomas:

  • Irritabilidad.
  • Nerviosismo.
  • Cambios bruscos de humor.
  • Pueden venir acompañados de otras manifestaciones psicológicas como hiperactividad, reacciones emocionales exageradas, labilidad emocional.
  • Fatiga.
  • Apatía o falta de ánimo.
  • Sudoración excesiva.
  • Debilidad muscular.
  • Intolerancia al calor.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Temblor en las manos.
  • Frecuencia cardíaca incrementada o irregular.
  • Taquicardia.
  • Pérdida de peso (sin que se presenten cambios en los hábitos de alimentación o incluso con mayor apetito).
  • Bocio (aumento del tamaño de la glándula tiroides).
    Aspecto enrojecido de las palmas de las manos.
  • Debilidad de las uñas.
  • Urticaria.
  • Pérdida de cabello.
  • Piel húmeda y caliente.
  • Incremento en el número de deposiciones (que puede agravarse hasta el grado de diarrea).
  • Incremento en el número de micciones (necesidad frecuente de orinar).
  • Sed persistente.
  • Falta de deseo sexual.
  • Alteraciones del ciclo menstrual en mujeres.
  • Problemas oculares como enrojecimiento, sequedad, inflamación de los párpados o problemas de visión tales como sensibilidad a la luz o visión borrosa.

La relación entre la enfermedad tiroidea, el peso corporal y el metabolismo podemos decir que es bastante compleja.

Se ha observado una correlación entre las diferencias en la TMB y el equilibrio energético, reflejando la diferencia entre las calorías que una persona ingiere y las que el cuerpo utiliza.

¿Pero cómo?

Cuando se eleva la tasa metabólica basal, por medio de medicamentos (ocurre, por ejemplo, con las anfetaminas) el equilibrio energético se altera y se tiende a perder peso.

Este tipo de hallazgos y resultados, han hecho que se extienda la idea de que los cambios en los niveles de hormona tiroidea, que se asocian a su vez a cambios en la TMB, deberían también afectar al equilibrio energético y al peso corporal.

Sin embargo, la tasa metabólica basal no es el único factor a la hora de considerar el peso corporal y la función tiroidea. Otras muchas hormonas, proteínas y sustancias influyen en el peso corporal y el gasto de energía.

 Por ese motivo, es posible que modificar uno solo de estos elementos (el nivel de hormona tiroidea, en este caso) no produzca exactamente el efecto esperado.

En general, la probabilidad de aumentar peso, es proporcional a la severidad de la hipoactividad de la tiroides, de forma que, si hay un déficit de actividad tiroidea, lo más frecuente es que se produzca un marcado aumento de peso. Asimismo, el tratamiento contribuye a detener el proceso.

Por otro lado, los pacientes expresan en ocasiones su preocupación por un potencial aumento de peso (excesivo) cuando se corrige el hipertiroidismo.

De producirse, y dado que otros factores pueden influir en ello, tu médico deberá evaluar situaciones como obesidad previa al diagnóstico de hipertiroidismo o hipotiroidismo, y debe tratar de corregirlas, para restablecer el equilibrio metabólico. Se ha visto que son más propensos a desarrollar obesidad los pacientes en los que no se controla debidamente la función de la glándula tiroides.

Lo más importante, será recibir orientación con un especialista (nutricionista) después del tratamiento del hipertiroidismo, para reducir el riesgo de un aumento de peso excesivo.

¿Existe algún tratamiento nutricional?

En general, no existe ninguna dieta específica para el hipotiroidismo, aunque haya millones de afirmaciones acerca de las dietas para el hipotiroidismo, aún no hay pruebas de que comer o evitar ciertos alimentos mejorará la función tiroidea en personas con hipotiroidismo.

Sin embargo, podemos decir que el consumo de yodo adecuado en la dieta, es esencial para la función normal de la tiroides. En los países desarrollados, la enfermedad de la tiroides por la carencia de yodo ha sido casi eliminada debido a los aditivos de yodo en la sal y los alimentos.

 ¿Qué dieta mejora el hipotiroidismo?

Si se sigue una dieta balanceada, no es necesario tomar suplementos de yodo. De hecho, demasiado yodo puede causar hipertiroidismo en algunas personas.

Puedes consumir, por ejemplo:

>>Sal yodada: aunque la sal marina tiene algo más de yodo que la común, lo ideal es que sea yodada, que puede encontrarse en cualquier supermercado o tienda de alimentación.

>>Se puede consumir cualquier tipo de pescado: son aconsejables los pescados blancos, azules, los mariscos y los enlatados (atún, mejillones, sardinas y berberechos), que son una fuente excelente de yodo.

Pero… ¡La verdadera solución!

¡Alimentos reales! Incluye más: avena, arroz integral, quinoa, leguminosas, tubérculos, frutas y vegetales enteros, proteínas como el pollo, pescado, huevos, carnes, que serán fundamentales para hacerte sentir saciado y con energía.

Deja a un lado el consumo de alimentos refinados con altas cantidades de azúcares y grasas saturadas como harinas, frituras, dulces, bebidas azucaradas y alcohol.

Y por supuesto, aumenta tu actividad diaria (muévete más durante el día) y realiza ejercicio físico de forma regular. ¡Evita el sedentarismo!

Si realizas estos cambios, seguro que empezarás a verte beneficiado, en cuanto a la mejora de tu salud y composición corporal.

¿Qué debo evitar?

Es importante tener en cuenta que demasiada fibra en la dieta puede impedir la absorción de los medicamentos de reemplazo de la hormona tiroidea. Ciertos alimentos, suplementos y medicamentos pueden tener el mismo efecto.

Evita tomar la hormona tiroidea al mismo tiempo que consumes:

  • Nueces
  • Harina de soja
  • Harina de semillas de algodón
  • Suplementos de hierro o multivitaminas que contengan hierro
  • Suplementos de calcio
  • Antiácidos que contienen aluminio, magnesio o calcio
  • Algunos medicamentos para la úlcera, como el sucralfato.
  • Algunos medicamentos para bajar el colesterol, como los que contienen colestiramina y colestipol.
  • La ensalada cruda de col, lombarda y rábanos.
  • Sopas o caldos hechos con el agua de cocer los alimentos con bocígenos (coliflor, col, rábano, etc.) 
  • Soja y productos elaborados con ella porque puede reducir la eficacia de los fármacos que se utilizan para tratar el hipotiroidismo como la levotiroxina, pero no causarán hipotiroidismo a personas que no tienen deficiencia de yodo.

Para evitar posibles interacciones, ingiere estos alimentos o usa estos productos varias horas antes o después de tomar el medicamento para la tiroides.

También, los suplementos que contienen biotina, frecuente en los productos para el cabello y las uñas, pueden interferir en la medición de la hormona tiroidea.

La biotina no afecta los niveles de hormona tiroidea, pero los suplementos deben suspenderse durante al menos una semana antes de medir la función tiroidea para que el estado de la tiroides se refleje con precisión.

Esperamos que, con esta información, seas capaz de entender un poco mas esta enfermedad y obtengas información valiosa para su tratamiento.

¿Te gustó? Puedes compartirlo

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en linkedin
Compartir en pocket
Strategeat

Strategeat

Deja un comentario

Categorías

No te pierdas de nada

Suscríbete a blog y recibe en tu correo la información más actual sobre Nutrición.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

Reserva tu consulta Online

agosto 2022
Lun Mar Mié Jue Vie
12345
89101112
1516171819
2223242526
29303112

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu expriencia de navegación

¿Dudas? Contáctanos